Cubicoff Ingeniería abierta ha finalizado la puesta en marcha de nueva línea de biomasa, en sustitución del petcoke original, para una planta de extracción y procesado de cal y sus derivados, principalmente óxido de cal. La planta, situada en Andalucía, pertenece a una multinacional líder en la fabricación y obtención de óxido cálcico mediante la calcinación de caliza.

Nuestro cliente, comprometido con el medio ambiente y con la eficiencia y sostenibilidad del negocio, y en su objetivo de reducir las emisiones de CO2, se propuso incorporar la biomasa como nuevo combustible de horno en su planta de producción de cal, eliminando así el petcoke que usaban con anterioridad y que causaba mucho más impacto nocivo a la sociedad y la atmósfera.

Solución adoptada

Teniendo en cuenta, por un lado, el requerimiento de productividad de la caliza exigido por el cliente y, por otra parte, su compromiso con el medio ambiente, se optó por el diseño de una línea de inyección de biomasa para su producción.

Las etapas del proceso más influyentes en la modificación realizada por Cubicoff han sido las siguientes:

Llenado de buffers intermedios

Esta etapa consiste en el almacenamiento de la biomasa previa a su transporte hacia los procesos posteriores. La biomasa proviene de un proceso de recepción anterior, almacenándose en un silo que descarga y, por medio de tornillos sinfín, se deposita en los propios buffers.

Modificación estructural

Debido a la ausencia de espacio dentro de la nave de petcoke, fue necesario realizar una elevación de la cubierta y posibilitar la implantación de los tornillos sinfín para el transporte de la biomasa.

Inyección de biomasa

La inyección de la biomasa al horno consiste en el transporte e introducción de dicha materia prima. Para ello Cubicoff diseñó y desarrolló las lanzas desde la actual zona de petcoke al horno. Gracias a este proyecto se han ampliado en seis las lanzas para la proyección de biomasa consiguiendo una sustitución completa del petcoke por este nuevo combustible más sostenible.

A grandes rasgos, el proyecto de Cubicoff consistió en el diseño de una nueva zona de descarga para la biomasa, toda el área de transporte desde la zona de descarga a la zona de combustión (proceso laborioso ya que el espacio era angosto y necesitaba un gran trabajo de adaptación) y el diseño de las nuevas lanzas para la combustión de la biomasa en sustitución del petcoke.

Repercusión en el medio ambiente

La clave del éxito de este proyecto se debe, por un lado, a la experiencia de Cubicoff en el sector de la minería y, por otra y más influyente, a la estrecha colaboración cliente – ingeniería que ha permitido alcanzar el objetivo de calidad y producción de óxido de cal con un combustible más ecológico y económico.

De igual forma, se logra la meta, desde el punto de vista medioambiental, integrando esta solución dentro de la política de reducción de emisiones de CO2 que ya posee la empresa desde hace varios años.